Niño Hay 15 productos.

Mostrando 1 - 15 de 15 items
Mostrando 1 - 15 de 15 items

A través de esta guía vamos a intentar conocer algunos detalles importantes en relación con la ropa para niño, aprendiendo algunos consejos acerca de cómo vestir a tu hijo en función de su edad, y por supuesto conociendo las mejores prendas de ropa para niños.

Cómo vestir a tu hijo según la edad

Cabe destacar que es importante tener en cuenta que, dependiendo de la edad, deberemos vestir a nuestro hijo de una forma que se adapte tanto a sus características como al tipo de actividad y gustos del momento.

A día de hoy la ropa para niño se presenta con multitud de alternativas e incluso una gran cantidad de complementos que deberemos conocer, los cuales se pueden adaptar a su edad y nos permiten dar ese toque que diferencia su estilo del resto.

Ropa para niños de 2 a 5 años

Empezamos hablando de la ropa para niños desde los dos hasta los cinco años, una edad en la que ya han dejado de ser bebés pero todavía son niños pequeños, de manera que hablamos de edades en las que vamos a tener que tomar prácticamente todas las decisiones por nuestra cuenta.

Ojo, eso no quiere decir que elijamos la ropa por ellos y los obliguemos a vestir tan sólo con lo que a nosotros nos gusta, ya que empiezan a tener criterio y es normal que se vayan decantando por modelos determinados ya sea por su corte o incluso por su colorido, lo que significa que, antes de comprar cualquier tipo de prenda, lo ideal es que le preguntemos para conocer su opinión.

Esto también nos va a ayudar a dar los primeros pasos en relación con su desarrollo, ya que cuanto antes empiecen a tomar decisiones por sí mismos, mucho antes conseguirán desarrollarse y por supuesto también se adaptarán a la toma de decisiones que irán aumentando a lo largo de su vida.

Pero sobre todo es importante que, a la hora de elegir ropa para estas edades, nos fijemos en el tipo de tejido, ya que debemos buscar la máxima comodidad y sobre todo vamos a evitar aquellas prendas que puedan provocar alergias.

Cuanto más naturales sean los tejidos, muchísimo mejor, y también va a ser importante que nos preocupemos por la movilidad. Con estas edades empiezan a correr y a estar más inquietos, lo que significa que es esencial que la ropa que elijamos para ellos les permita la máxima movilidad, es decir, que no se pongan a saltar y se vean limitados.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que durante estas edades crecen muy rápidamente, de manera que no debemos gastar demasiado dinero ya que pronto vamos a tener que comprar ropa nueva.

Cumpliendo estas normas básicas, veréis que no sólo disfrutan de una ropa muy cómoda sino también muy polivalente.

Ropa para niños de 5 a 13 años

Desde los 5 a los 13 años, a la hora de elegir la ropa, empieza a primar más la resistencia. Si bien es cierto que en la etapa entre los dos y los cinco años son bastante activos, también lo es que habitualmente se manchan la ropa pero no la rompen tanto como en la edad que va desde los 5 hasta los 13 años.

Así que en este caso es muy importante que busquemos ropa resistente, para lo cual podemos permitirnos gastar un poco más de dinero sobre todo porque los cambios, aunque también son destacados, poco a poco se van ralentizando, lo que significa que la ropa ya les empieza a durar un poco más que cuando eran bebés.

Es decir, hablamos de ropa resistente en la que podemos invertir un poco más de dinero, pero ahora ya podremos observar que nuestros pequeños empiezan a tener criterio a la hora de elegir las prendas que más les gustan, de manera que muy probablemente también se decanten por algunos tejidos determinados.

Independientemente de que debamos permitirles la libertad a la hora de elegir es esencial que siempre pongamos de nuestra parte, ya que es básico optar por tejidos que garanticen la máxima comodidad y libertad de movimientos, evitando las limitaciones y sobre todo consiguiendo una buena transpiración durante el verano y un buen confort durante el invierno.

Éstas son básicamente las características que deberemos tener en cuenta en niños que se encuentren entre estas edades pero, ¿y cuando pasan de los 13 años?

Ropa para niños adolescentes

Cuando superar la edad de los 13 años pasan a una nueva etapa que es la adolescencia, un momento en el que se van a reafirmar y por supuesto pasarán por distintas fases que serán básicas para conformar su personalidad en el futuro.

Aquí ya vamos a presenciar bastantes dificultades a la hora de vestirlos, ya que durante la adolescencia se empiezan a dejar llevar por modas, estilos determinados y en general intentan formar parte de un grupo determinado en función de sus características y apariencia, lo que significa que la forma de vestir puede cambiar radicalmente incluso dentro de un mismo año.

Sin embargo, los padres poco podemos decidir en este sentido, por lo que es esencial darles libertad aunque siempre con unos límites bien definidos, asegurándonos de que se trata de prendas de ropa que estén bien adaptadas y sobre todo desarrolladas conforme a su edad.

También es cierto que a partir de ahora nos van a pedir prendas que habitualmente serán más caras, pero debemos pensar que el crecimiento ya ha comenzado a ralentizarse, lo que significa que serán inversiones para mucho más tiempo siempre y cuando, claro está, no cambien de nuevo de estilo a la hora de vestir.

Básicamente es muy importante que nos preocupemos porque nuestros hijos vistan conforme a su edad, es decir, tenemos que evitar por ejemplo la tendencia de muchos de ellos antes de los 13 años que ya quieren vestir como adolescentes, ya que es básico que se adapten a su edad y eviten el hecho de querer imitar los comportamientos de niños mayores que ellos, ya que esto puede hacer que pierdan una parte de su personalidad y que quieran vivir más rápidamente de lo que deberían.

La mejor ropa para niños

Hasta hace poco, pensar en vestir a un niño prácticamente era algo muy limitado, ya que nos teníamos que centrar en un par de estilos bastante definidos y la moda prácticamente no salía de ahí.

Sin embargo, con la llegada de las nuevas tendencias en moda infantil y juvenil, lo cierto es que todo esto ha cambiado considerablemente, y es que ahora vamos a poder disfrutar de todo tipo de diseños, estampados e incluso tejidos, teniendo la posibilidad de optar por alternativas muy diferentes que permiten crear un estilo propio en base a sus gustos y características.

Las mejores camisetas para niños

Las camisetas son una de las prendas que más visten nuestros pequeños, ya que resultan confortables y permiten una gran movilidad. Sin embargo, es muy importante que prestemos atención a algunos detalles como el tipo de tejido con el que están fabricadas, el gramaje y por supuesto también las costuras, ya que de esta forma podremos escoger una camiseta de mayor calidad que durará en perfectas condiciones durante mucho más tiempo, además de que tendrá una mejor transpiración a la par que resultará más cómoda.

Para que os hagáis una idea, los tejidos de las camisetas están formados por algodón, por poliéster, una mezcla de ambos, o incluso cualquiera de ellos además de unas determinadas fibras como el elastán, la lycra, el acrílico, la poliamida, etcétera.

Lo ideal es optar por camisetas 100% algodón, ya que van a resultar mucho más cómodas y por supuesto estamos hablando de un tejido totalmente natural que evita la aparición de reacciones alérgicas y otros problemas.

Sin embargo, actualmente es habitual encontrar mezclas de algodón con poliéster, y es que el poliéster también tiene una ventaja que es el hecho de que cuenta con una fuerte resistencia tanto a la humedad como a los productos químicos, de manera que una prenda que tenga una mezcla entre ambos también presentará las ventajas tanto de uno como del otro, es decir, la comodidad y la resistencia.

Sin embargo, siempre deberemos primar el algodón por delante del poliéster si queremos disfrutar de la máxima calidad.

En cuanto al gramaje, básicamente tenemos tres clasificaciones que serían las prendas de menos de 150 g por metro cuadrado que son las más ligeras, las que van desde 150 hasta 165 g por metro cuadrado que pasarían a ser prendas medias, y como prendas fuertes tendríamos las que tienen un gramaje superior a los 165 g por metro cuadrado.

En el caso de las prendas ligeras, son más adecuadas para los meses de calor, es decir, ese tipo de prenda más indicada para el verano, mientras que las de gramaje medio se pueden adaptar sin problema a cualquier temporada, y las prendas fuertes están especialmente diseñadas para el invierno y cuentan con una característica muy importante y es que son las más resistentes de las tres.

Por ejemplo, como muchos ya sabéis, cuanto más lavamos una prenda, más rápidamente se deteriora, de manera que si hablamos de una camiseta ligera veremos que se estropea muy rápidamente, mientras que una camiseta de más de 165 g por metro cuadrado, permitirá muchos más lavados.

Y para terminar, también es importante que prestemos atención a las costuras, de manera que no deberán tener hilos sueltos y también debemos fijarnos en que las zonas de los hombros y cuello estén reforzadas.

Prestando atención a estas recomendaciones, podréis encontrar las mejores camisetas para niños en función de la temporada.

Los mejores pantalones para niños

En cuanto a los pantalones, también vamos a tener la posibilidad de elegir entre distintos materiales, pero por supuesto estamos hablando de niños, de manera que lo ideal es optar por aquellos que les garanticen una mayor movilidad y por supuesto también una buena resistencia.

Evidentemente los pantalones de pinzas y similares los rescindiremos a momentos muy particulares, dando prioridad a los pantalones de deporte, vaqueros, pana y tejidos que también se adapten a la moda del momento.

En cualquier caso es esencial que prestemos atención al modo en que sientan al pequeño, ya que, aunque se trate de niños, es esencial que el pantalón se adapte bien a la silueta del pequeño sin estar muy apretado pero sin tener una holgura excesiva, además de que deberá tener el largo indicado para evitar los pantalones pesqueros o los pantalones excesivamente largos que puedan incluso llegar a pisarse por la parte de los talones.

Básicamente, el largo perfecto vendría a ser aquel que hace que la parte de abajo descanse sobre el zapato pero de forma ligera y sin derramarse sobre él.

Los mejores jerséis para niños

Pasando a los mejores jerséis para niños, deberemos tener en cuenta también el material, por supuesto, pero un detalle que deberemos analizar es si los queremos con o sin cuello, ya que dependiendo de la temperatura de la zona, muchas veces el cuello puede venir bien para unas semanas, pero quizás impida que lo utilice durante el resto del invierno.

Por supuesto se tiene que tratar de un jersey que se adapte a su talla, evitando que sea excesivamente ancho y por supuesto nunca deberá ser demasiado estrecho, consiguiendo de este modo la mayor comodidad.

Otro detalle importante que debemos tener en cuenta es el hecho de que los jerséis calientan en función de lo estrecho que sea el punto, es decir, el que un jersey sea muy grueso no quiere decir que automáticamente sea más caliente, sino que lo que deberemos ver es el espacio que hay entre las puntadas, de manera que evidentemente una puntada más cerrada dará un jersey más calientito, y una puntada más abierta un jersey más fresco e ideal para zonas con inviernos más suaves.

Las mejores chaquetas para niños

También es importante que aprendamos a elegir una buena chaqueta para niños, ya que se trata de un tipo de prenda en el que vamos a realizar una mayor inversión sobre todo si buscamos calidad, de manera que es básico que analicemos el uso al que va a estar destinada.

Evidentemente tenemos la posibilidad de elegir entre un montón de chaquetas diferentes, lo cual hace que la situación se complique bastante, ya que por ejemplo una americana puede ser la mejor alternativa para celebraciones y eventos, mientras que para el día a día lo ideal es optar por algo más resistente y al ser posible que no cueste demasiado dinero, ya que lo más probable es que lo acabe estropeando antes de tiempo jugando y sometiéndola a situaciones más duras.

Eso sí, si se trata de zonas donde llueve con frecuencia, un consejo es elegir una chaqueta impermeable, ya que de esta forma vamos a garantizar una mayor protección.

Las mejores camisas para niños

En cuanto a las camisas, en este caso también nos encontramos con una definición similar a la que hemos visto en las camisetas, es decir, para elegir una camisa vamos a tener en cuenta todos los detalles del gramaje, las costuras y por supuesto también los materiales.

En este caso debemos prestar mucha más atención a las costuras, y en la medida de lo posible lo ideal es que el cuello esté hecho en una única pieza. Deberemos asegurarnos de que no haya hilos sueltos, y también es importante que tanto el cuello como los hombros estén reforzados de manera que, si cumplen con todas estas características, disfrutaremos de esta prenda durante muchísimo más tiempo.

Básicamente estos son los aspectos que debemos tener en cuenta con relación a la ropa para niños, teniendo la posibilidad de encontrar un montón de alternativas fantásticas con diseños actualizados y por supuesto disfrutando de la mejor moda infantil de calidad.

Y no olvidéis que cada año tenemos la temporada primavera/verano y la temporada otoño/invierno por lo que es importante que estemos pendientes de las nuevas colecciones y últimas tendencias en moda infantil, toda ella accesible a través de vuestra tienda online para niños donde encontraréis un montón de ideas que os ayudarán a desarrollar un estilo propio.

En este sentido os recordamos que lo más importante es tener en cuenta las tendencias pero sobre todo buscar la exclusividad, para lo cual deberemos optar por diseños que gusten a nuestros pequeños, que nos convenzan a nosotros y a la vez también aporten una visión diferente en cuanto a la moda para niños se refiere.